Caídas en Serie (en busca de la Rentabilidad Perdida)

Las cadenas ABC y NBC abrieron la veda de la cancelación de series de televisión, otrora vendidas a bombo y platillo a su audiencia y a cadenas de medio mundo:  Heroes, Flashforward.. daban fe de que las exigencias de share para mantener las series de ficción en parrilla se están endureciendo. La rentabilidad en entornos de crisis acucia y obliga a marcar el éxito en unos objetivos tan elevados que pueden llegar a “matar” las mejores series incluso antes de arrancar. 

Entre Fantasmas

Ahora, el turno es de la CBS, con “Entre Fantasmas“. Ni siquiera ser líder de audiencias USA en  la noche de los viernes, con más de 7 mill. de espectadores, ha sido suficiente aval para salvarla de la quema. A la serie protagonizada y producidad por Jennifer Love Hewitt le siguieron otras, como Caso Abierto – con buenas audiencias las noches de los domingos – y Numb3rs  -en este caso, la sorpresa es que haya durado tanto -. Incluso, se apuntan que los próximos en seguir el camino al cubo de la basura serán Miami Medical, Trauma y Casi sin querer, emitidas en España a través de cadenas TDT.

La delgada línea entre el éxito y el fracaso de audiencias ha dejado de ser un argumento para su valoración comercial. Ahora, los cachés de actores, directores e incluso guionistas, que se desorbitan tras una primera temporada de éxito, encarecen las producciones hasta que entran en déficit comercial. De hecho, podríamos decir que

Morir de éxito está de moda entre las series de ficción con mayor audiencia.

¿Cómo afectan estas cancelaciones a las cadenas españolas? Evidentemente el principal afectado es Cuatro. La ex-cadena de Prisa nutre su solomillo publicitario con alguna de estas series de éxito. Bastante incierto era el panorama ante la inminente fusión con Tele 5, como para encontrarse ahora con este tropezón de contenidos. Solamente les falta que se produzca una huelga de psicólogos y psicoterapeutas y se quedarían sin contenido a emitir. Así de contundente.  El problema será mucho menor para La Sexta. Pierde a N3mbers, una de sus series de relleno vespertinas, pero no creo que les cueste mucho de reemplazar con alguna reposición de otra serie cuyo lugar natural debiera ser las 3.00 AM.

En todo caso, por estos lares ya sabemos lo que es sufrir en nuestras carnes el azote de las exigencias de cadena, dado el interminable reguero de cadáveres programáticos de los últimos meses: El Gordo, Valientes, Lex… Bien sea por no conseguir las expectativas de audiencia esperadas (aquello de superar el share medio de cadena se ha quedado corto…) o bien por un excesivo encarecimiento del producto.

A consecuencia de ello, anunciantes y agencias de publicidad se enfrentan a continuos cambios de horario ante tanto cambio de horario y día en parrilla en busca de un “sitio” que salve a la serie de turno, e incluso ante tanta cancelación repentina. Todas estas circunstancias  no hacen sino complicar la explotación publicitaria con dichas series (via product placements o patrocinios a largo plazo) y dificultan su planificación dentro de los modelos de pauta publicitaria que requieran de una alta concentración en prime time.

Así es normal que todos acabemos Pérdidos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s