Desvelos preveraniegos

La publicidad afronta su peculiar “cuesta de Junio” con la llegada del Mundial y los movimientos de los grandes anunciantes. Sálvese quien pueda.

Tu voto: