Solomillos sin patatas

La realidad nos demuestra que la mayor parte de los GRP’s anteriormente emitidos en TVE han ido a parar al resto de cadenas televisivas. La consecuencia de ello es una sensación en el espectador de saturación de impactos, ante la creciente frecuencia para mantener las presiones publicitarias. Y de este modo, se provoca una desvirtuación de la calidad del impacto publicitario.

Tu voto: